9 de diciembre de 2016

El Shockwave Maldito

Shockwave Contruct–Bots (#2,726) resultó ser la versión más complicada de conseguir del personaje. Tardé 3 años en lograrlo. Prácticamente la línea nació, murió y yo no podía ponerle mis manos encima al infeliz. Desde que los Construct–Bots llegaron en 2013, pude conseguir a todos los que me interesaban, menos a Shockwave. Este tipo nunca llegó a las tiendas de por acá, a pesar de formar parte de uno de los primeros Waves. ¿Es raro? ¿Caro? No. Justo ese siempre ha sido el problema; su precio era tan ridículo, que el costo del envío más económico era hasta 4 veces el costo de la figura. Una tontería, lo sé, pero en casi tres años de búsqueda, esta fue la única ocasión en la cual pude comprarlo sin sentirme mal por pagar una paquetería más costosa que los objetos en ella. Terminó la maldición.

Me costó 7 dólares. 7 pinches dólares. No recuerdo cuánto me costó la versión Legends de Combiner Wars, pero éste podría ser el Shockwave más económico que he comprado. Tengo que checar eso. Con él, por fin tengo todos los moldes transformables del personaje. Por ahí andan algunas variantes de color o retools de algunas que tengo, pero las figuras core de Shockwave, ya están en La Colección. Sí, a mí también me gustaría una foto con todos mis Shockys, pero 2,700 figuras se interponen entre este capricho y yo.

Dos Primes Kabayas más a la cuenta: el G1 y el Henkei (#2,727 y #2,728), del primer Wave que significó el renacimiento de la línea Kabaya Transformer, allá por 2009. Con estos dos, tengo ya a todos los Primes Candy Toys de la edad moderna.

Como sucedió con el Prime WOC Kabaya, este Wave también lo tengo incompleto. Me faltó Star Saber. Y bueno, el Wave de Victory Leo también, entre otros Kabayas que quedarán pendientes para el siguiente año.

Bumblebee (#2,729), el personaje WST más pequeño que fue hecho —claro, sin contar a Ravage—, resultó casi igual de elusivo que una figura chase de la línea. No había tenido el gusto de conocer el molde, hasta el momento en el que llegó. El modo alterno es impecable, pero el modo robot tiene un detalle que no me gustó: los brazos asimétricos. Entiendo por qué fue resuelto así el problema de ingeniería, pero también creo que había otras opciones más elegantes. Como sea, es un digno representante de esta continuidad.

Wreck–Gar (#2,730), el único integrante del sexto Wave de Legends en Combiner Wars. Es un repaint/retool de Groove. Con él, tengo ya todas las figuras de este tamaño para la línea. Restan los últimos Deluxe y Voyager, además de un par de sets que sí planeo adquirir. Igual, esto será tarea para el siguiente año.

Esta fue la primera compra de noviembre. No fue mucho, pero siempre que llegan Primes o alguna figurita para llenar huecos, como el Bee, se agradece. Todo esto llegó cortesía de un vendedor de un foro TF a quien estoy casi seguro que ya le había comprado algo a través de eBay hace algunos años. Ahora sí, valió la pena pagar un envío regular para romper la maldición, porque todos sabemos...

Nunca se tienen demasiados Shockwaves

Bee to Bee




Objetivo: Tener al día mi subcolección de Shockwaves.

El maldito Shockwave Construct–Bots era el último que necesitaba para lograrlo.

Sexto objetivo del año, CUMPLIDO.


No hay comentarios: