8 de julio de 2015

...y, 199

La más reciente edición del Toyfest trajo pocas figuras a la Colección, pero no por ello menos valiosas. Para empezar, está este sujeto: Optimus Prime Legends de la primera película de Bay (#2,329), un molde con el cual no había tenido contacto hasta ahora. Me imagino que durante 2007, cualquier Walmart lo tuvo en cantidades abundantes, pero en aquel entonces, ningún interés en coleccionar juguetes tenía un servidor.

Hoy, este Optimus es el Prime #200 que adquiero, aunque nominalmente, tendrá el lugar #199, pues el segundo lugar de centena ya estaba concedido desde hace tiempo. Como un siempre bienvenido dato de trivia, el primer Optimus en mi Colección fue el Leader, también de la primera película. Inicié y cierro un ciclo de 200 figuras transformables del emblemático personaje gracias, una vez más, al filme que renovó/activó/desató el interés de muchos (incluido el mío) por los Transformers. Lo he dicho antes y lo repetiré hasta que me harte de hacerlo: nunca negaré mi Baypasado. No soy un maldito Transhipster.

Evidentemente dedicaré en el futuro un par de posts a esta nada sencilla hazaña que abarcó 7 años de coleccionismo (y dos meses). Ya trabajo en ello.

Thundercracker Activator Animated (#2,330) fue, tristemente, la única manera de tener una versión decente del Seeker para aquella línea. Con todo y que se mostró la versión final del juguete Voyager, fue cancelada debido a las bajas ventas de Animated hacia el final de su vida. Algunas versiones preretail sobrevivieron (y fueron subastadas en cantidades absurdas), pero oficialmente, no Thundy para los mortales. Y para aquellos que, por lo menos, quisimos completar al trío principal de jets Decepticons, la versión Activator será la única alternativa.

Nunca pensé encontrar esta figura (y menos en este estado) durante mi visita al ToyFest. El precio fue bastante bueno y, como verán, también está la ventaja de encontrarla MOSC. Es una pena que ni siquiera en variante Activator ordinaria pudimos tener a Ramjet o a Thrust. Dirge fue un lanzamiento inesperado —al igual que en su momento lo fue Sunstorm—, por lo que ni siquiera el trío secundario estará completo. O los Rainmakers, para el caso. En fin...

Un Transformer no transformable que era una obligación moral fue el pequeño Shockwave Robot Heroes, a quien encontré bara bara dentro de un grupo de juguetes variados. Soy muy reacio a adquirir figuras que no se transforman, incluso cuando se trata de Optimus Prime. Pero con el maldito Shockwave, el asunto se vuelve simplemente irresistible.

La última figura que encontré fue uno de los Gobots con el mejor nombre de la historia. Scorponok G1 Creepy (#2,331) en su variante verde, fue el regalo de una promoción por correo que estuvo activa durante el periodo de popularidad más alto de los Gobots. Recuerdo haber leído algo al respecto en el blog del Tocayo argentino, pero no pude encontrarlo. El caso es que me costó 40 pesos en uno de los locales de la expo.

Como verán, fue un botín modesto, pero de calidad. La siguiente semana se llevará a cabo de nuevo el ToyFest y, aunque mis compras de junio estuvieron un poco pasaditas (más de eso en la próxima entrada), me daré la vuelta obligatoria para ver si encuentro alguna curiosidad. Además...

...nunca se tienen demasiados Shockwaves.


Objetivo: Alcanzar mis primeros 200 Optimus Primes.

El Prime Legends Movie es mi Optimus #199. ¡YES!

Tercer objetivo del año, CUMPLIDO.


Objetivo: Completar mi colección de figuras Animated.

Thundercracker Activator es otra de las figuras pendientes de esta línea.

Restan 7 figuras para cumplir el objetivo.