2 de mayo de 2016

La despedida de aquel Megatron

Un sábado de marzo, el Tiangeeks me salvó, una vez más, de comprar a un precio elevado una figura. En 2013, Nike puso a la venta una edición especial de sus CJ81 Trainer Max, un par de tenis inspirados en el jugador Calvin Johnson, de los Detroit Lions, y el mote (en aquel entonces) con el cual lo conocían sus compañeros de equipo: Megatron. El calzado en cuestión es el que aparece en la imagen y al adquirirlo, te llevabas una figura edición especial del líder Decepticon, que es la que verán a continuación.

Al adquirir los tenis —cuyo costo era de 120 dólares— te hacías acreedor al Calvin Johnson Megatron (#2,533), un repintado del Megatron Deluxe Generations 2013 que viene en esta pequeña cajita similar en diseño a la de una de zapatos deportivos.

Seguro existirán personas a quienes el diseño de los CJ81 les parezca atractivo. A un servidor, no. Ni tantito. Nada. Entonces, cada vez que veía que para tener la figura era necesario pagar el precio de lista (o uno mayor, en su momento) para adquirir al Megs en cuestión, mis ganas por tenerlo disminuían. Tiempo después, la figura estuvo disponible en solitario por medio de revendedores, pero su precio era exagerado para un repintado, aunque se tratase de una edición especial.

Esta fue la primera vez en la historia entre Nike y Hasbro, que ambas marcas hicieron mancuerna para diseñar la figura edición especial y el calzado, hecho que se puede notar en todos los detalles de los tenis y, por supuesto, en el robot final. Bueno, hasta la caja trae la firma de Johnson en la cubierta deslizable...

...y en la caja.

...y en el pecho del robot.

Imaginarán mi sorpresa cuando en una visita al Tiangeeks, encuentro en un puesto a este Megatron. Preparado para aguantar la risa al preguntar el precio, mi sorpresa fue todavía mayor cuando el vendedor me dijo "300 pesos". Mucho más barato que su precio en sitios habituales y sin el encaje de tener que adquirir los tenis. Lo compré de inmediato. Durante esa misma visita, llegué a otro local en donde tenían dos piezas más de este Megs. Temeroso de haber actuado de manera impulsiva, pero con curiosidad, pregunté el costo, y por fortuna, éste era 150 pesos mayor. Lucky me.

No estoy seguro cómo es que esta figura, que en su momento llegué a ver hasta en 100 dólares, se convirtió en un producto tan común por aquí. Después de aquella visita al templo de la ñoñez, he visto a este Megatron en 3 ocasiones distintas en otros sitios geek. El costo era similar al que pagué, aunque nunca menor. Pero sí es de extrañarse tanta abundancia. Además del robot con el diseño de colores distinto, la figura incluye un logo Decepticon y un accesorio poco usual: un balón de americano, cuyo molde original pertenece a la figura G.I.Joe Red Dog, incluida en un set especial. Bien jugado, Hasbro.

Curiosamente, tres días después de que adquirí la figura, Calvin Johnson anunció su retiro. Dejó una cantidad de records considerable durante los 8 años que estuvo en Detroit. En la imagen, el tweet de despedida que le dedicaron los Lions y uno más de Jerry Rice, el famoso jugador de los 49ers. El apodo —que cabe señalar nunca consideré apropiado para un receptor— lo obtuvo supuestamente por el tamaño inusual de sus manos. Pffft. Se me ocurren una docena de apodos Transformer para un manotas, pero bueno. Gracias al tipo existe esta figura que ahora forma parte de la Colección. ¿Será que ahora esta pieza sea mucho más costosa tras el retiro de Johnson? Tal vez no, pero igual su valor anecdótico sí incrementó.

Como dato de trivia (porque sé que les encantan), para la presentación de los CJ81 en mi país, Nike realizó un evento en un lugar de la colonia Roma en noviembre de 2013, al cual no asistí porque ese día tuve que realizar una entrevista. Para conmemorar el acontecimiento, el artista Kenta Torii se aventó el grafitti de la imagen (la saqué del Instagram de Rockuchem) el cual estuvo en la avenida Álvaro Obregón durante varios meses. Cuando se dio aquel encuentro fortuito con el Mae y Suta que narré aquí, llevamos a Mdverde a conocerlo, pues quedaba muy cerca del hotel donde se hospedaba. Para nuestra mala suerte, tenía poco que lo habían eliminado. Pero bueno, quedó inmortalizado mínimo en foto.


Objetivo: Alcanzar los 90 Megatrones transformables en mi Colección.

El CJ Megs me acerca a la meta.

Restan 6 Megatrones para cumplir el objetivo.