25 de noviembre de 2015

Recta Final Brave III: Dag Drill, el inesperado

En esta última parte de la despedida dedicada a las últimas figuras Brave, hablaré de una importante lección que aprendí de una figura que no esperaba adquirir. En la imagen, aparecen los cuatro miembros del equipo Liner, de la línea Brave of Command Dagwon. Los tres tristes trenes en la parte trasera, ya habían llegado a la Colección con el legendario primer lote Brave, en 2009. Entonces, ¿qué hacen aquí de nuevo? ¿Y qué hay de la figura al frente de ellos?

Resulta que cuando compré esos sets Brave de 2009, me equivoqué...

Al realizar la orden en la tienda online donde los encontré, mi conocimiento Brave era incipiente. En ese momento, me guié por lo poco que sabía de ellos y decidí iniciar por los difíciles o aquellos que llamaran más mi atención. Ya había leído que Liner Dagwon (el de la caja en la parte superior derecha) era un ejemplar menos común que el resto. Eso, sumado al hecho de estar conformado por trenes, fueron las razones que al final me convencieron de comprarlo.

Lo que yo no sabía es que estaba por recibir una versión incompleta del personaje...

Dag Armor, Dag Turbo y Dag Wing (#2,461 a #2,463) son los tres robots que venían en el set que adquirí en 2009 y que aparecen en la parte trasera de esta imagen. Juntos forman a Liner Dagwon, uno de los robots secundarios de esa línea. Al poco rato de tener el set en mis manos, me di cuenta que había cometido un error: al set le faltaba un integrante para tener al equipo completo.

La peor parte es que esa tienda donde realicé la compra, SÍ TENÍA EL SET COMPLETO DE CUATRO FIGURAS. Ni modo, ese fue mi primer error Brave y, por fortuna, ha sido el único.

Por cierto, a diferencia del set Liner Dagwon coreano hecho por Sonokong que compré en esa ocasión, estas figuras que ven aquí son las versiones japonesas Takara.

Así luce el sello en estas cuatro nuevas figuras. Contaré de nuevo a los tres sujetos mencionados por ser ediciones diferentes a las que ya tenía.

El cuarto miembro que no llegó con ese set es Dag Drill (#2,464) al cual, como pueden ver, conseguí en un combo con el resto de sus hermanos —ahora sí—. Cuando me percaté de la equivocación, en vez de adquirir todo el set con los cuatro Dags, comencé a rastrear la presentación individual de Dag Drill, la cual estuvo disponible tanto en versión Takara como Sonokong.

Como ya podrán imaginarse, nunca lo logré. En 6 años de coleccionismo Brave, NUNCA lo vi en eBay. Y el precio a pagar en tiendas y sitios de subastas japonesas era demasiado para un robot individual Brave. Para que se den una idea, Liner Dagwon Sonokong me costó 35 dólares, nuevo, en 2009. En esa época, un Dag Drill nuevo Takara costaba alrededor de 45 dólares. Ajá, era demasiado si considerábamos que era el precio promedio de un set Brave nuevo completo.  Entonces, decidí ponerle pausa a esa adquisición para continuar con la búsqueda de otros Braves.

Cuando comencé a transformar y jugar con los Braves de aquella primera oleada, el chapparito Liner Dagwon fue el único que no me gustó de todos ellos. Esto no es un secreto, pues en los Premios 2009, ocupó el lugar #6 dentro de las Decepciones del año. ¿Cómo? ¿Un Brave fue una decepción? ¿Pues no que estaban bien chingones?

Verán, Liner Dagwon fue la última figura que abrí de todos los Braves del lote legendario. A esas alturas, ya había jugado con Great Goldran, Pegasus Saber, Great Might Gaine, Land Bison, God Silverion y GaoGaiGar. De hecho, varias de ellas formaron parte de mis mejores figuras también en los Premios 2009.

Para cuando me tocó abrir a Liner Dagwon, ya había tenido en mis manos a varios de los mejores exponentes Braves que existen. La barra estaba demasiado alta. Y como comenté en su momento, no es que Liner Dagwon fuera malo, simplemente no fue estelar como el resto.

Fue así como, de pausar la adquisición de Dag Drill, pasé a posponerla indefinidamente. ¿Para qué buscar el complemento de un robot que no me gustó tanto?

Eso ocurrió en 2009.

Es 2015 y, gracias a una inesperada subasta en eBay, consigo aquella figura que decidí posponer, además del resto de sus hermanos (todo por 61 dólares). Con la ayuda de Dag Drill, es posible formar a Super Liner Dagwon, la forma definitiva de este equipo. Es una combinación de varias ideas vistas en series Brave previas, como Might Gaine y Exkaiser. Ese pequeño integrante le da una dimensión completamente diferente a la figura; aumenta su estatura, su frente y el armamento. 

¿Dag Drill cambió mi postura frente a un robot previamente adquirido? Sí, pero no fue sólo eso. Hoy pienso que Liner Dagwon es un muy buen integrante Brave. Cada robot individual tiene lo suyo y, aunque todavía no soy fan de los complementos intrusivos de cada tren, sí creo que todo el grupo vale mucho la pena.

La experiencia completa DEBE incluir a Dag Drill, pero este elemento no fue el factor determinante de mi gusto por una figura que catalogué previamente como una 'decepción'. Disfruté mucho jugar ahora con todos los Liners porque ya superé la emoción provocada por aquellos primeros Braves. Tras la euforia vino la calma y así pude juzgar a la figura por lo que es, sin compararla con otras superiores que adquirí al mismo tiempo. Esa fue la valiosa lección. Es como esa película a la cual le das una segunda oportunidad después de que no te agradó la primera vez y termina gustándote.

Es obvio que no todos los Braves son figuras extraordinarias, a pesar de que muchas de ellas sean mejores que muchos Transformers o Sentai más populares. Como cualquier línea de juguetes, tiene altos y bajos. El secreto está en poder juzgar a cada figura por lo que te ofrece sin prejuicios. Así debería ser siempre.

¿Hubiese pensado lo mismo que ahora si hubiera adquirido el set de los 4 Liners en 2009? No lo sé. Tal vez no, por culpa de lo geniales que fueron los otros Braves que llegaron en esa ocasión. O tal vez sí, porque de haber tenido el robot completo en su forma definitiva, es probable que hubiera escalado peldaños en mi gusto y no habría entrado a la lista de decepciones. Eso nunca lo sabremos.

¿Y por qué me animé a adquirir a Dag Drill ahora, después de haber pospuesto indefinidamente su compra? De entrada, fue timing, pues la subasta en la que lo gané apareció a finales del mes pasado. Pude dejarlo pasar y completar mi colección Brave sin él, pero no dejaba de punzar en mi mente el hecho que "de no ser por Dag Drill, tendría a TODOS los robots individuales Brave que forman a TODOS los Megarobots". Fue muchísima suerte encontrarlo y es algo que agradezco, porque provocó un cambió significativo en la manera que tengo ahora de ver mi Colección.

Ahora sí, tengo ya todos los robots necesarios para el gran final. Tengo 44 Megarobots Brave y sólo resta presentar a uno para completar una de las metas más importantes dentro de mi coleccionismo :D


Objetivo Opcional: Adquirir a Dag Drill para tener a todos los integrantes del Megarobot Brave Super Liner Dagwon.

Gracias a una subasta fortuita con lección adicional, completé la versión definitiva de este personaje.

Noveno Objetivo Opcional de 2015, cumplido.


¿Quieres saber más?

18 de noviembre de 2015

Los envidiosos dirán que es Photoshop X...

...y que ningún robot Sentai/Power Ranger es complicado de conseguir. Eso chavos, es una gran mentira. Y para demostrarlo, no tengo mejor ejemplo que el elemento que hizo posible que completara la línea In Space: Mega Voyager.

Sé que suena monótono cuando explico cómo la adquisición de cierta figura fue muy complicada. Pareciera que, de un tiempo para acá, ese es el factor común. No es de sorprenderse, pues a medida que la Colección crece, muchas de las piezas que integro a ella son cada vez más elusivas, oscuras o raras. Ignoro si la línea In Space fue poco popular (o muy cotizada), pero sí es un hecho que los robots pertenecientes a ella fueron de los más recientes que he adquirido. Delta Megazord, el primero de ellos, llegó apenas en marzo del año pasado. Y lo conseguí incompleto (más de eso adelante).

Por su parte, Galaxy Mega y Mega Winger llegaron hace algunos meses. En el caso de los tres anteriores, fueron compras colaterales y no formaban parte esencial de mi lista de prioridades. Cuando me di cuenta que sólo necesitaba a Mega Voyager para completar la línea, escaló peldaños en la lista y fue ahí cuando comenzaron los problemas.

Estos son los 5 Zords que integran a la figura: Mega V1, el robot astronauta (#2,458); Mega V2, el transbordador; Mega V3, el cohete; Mega V4, la nave amarilla y Mega V5, el vehículo explorador. Mega V1 es el único Zord con un modo robótico transformable, así que es el único del grupo al que cuento de manera individual. Juntos, forman al imponente Mega Voyager (#2,459), el Megazord final de esta continuidad.

Este sujeto fue, al igual que sus tres hermanos, una adquisición colateral cuando buscaba los componentes necesarios para completar mi Time Megazord. Ese trato que mencioné aquella vez, el cual resultó una pesadilla, fue el que trajo una versión bastante deteriorada del Mega Voyager. Fue una subasta, pero una que no cumplió lo prometido. Para no entrar en detalles, digamos que, al final, logré conseguir los repuestos necesarios para tener un Mega Voyager completo, salvo los stickers, claro.

Mega Voyager no es una figura particularmente difícil de adquirir. Pueden entrar ahora a eBay y encontrar una docena de ejemplares que van desde los loose decentes hasta los completos en caja sobrevalorados, nunca por debajo de los 120 o 150 dólares por uno completo. Y ahí es donde está la clave de esta y muchas otras adquisiciones PR/Sentai: son fáciles de encontrar, pero costosos de adquirir. Eso chavos, es una adquisición complicada.

Verán, al momento de escribir esta entrada, deben saber que lo máximo que he pagado en una compra de esta vertiente de mi coleccionismo son 350 dólares y eso fue por TODO ESTO NUEVO. Evidentemente, eso fue hace 5 años. También resulta obvio que, al igual que sucede con los TF (y bueno, con cualquier otro tipo de coleccionismo), entre mayor es la antiguedad de las piezas, mayor es su costo. El asunto aquí es que he adquirido muchos otros Megazords previos a la línea In Space y nunca he gastado más de 100 dólares. Como siempre, si esperan, suelen aparecer las subastas por ejemplares en buen estado, completos y es ahí donde uno hace rendir el dinero.

A veces pienso que, si le hubiera bajado un poco a mi mamonería, pude conseguir a Mega Voyager a un precio no tan alto y me hubiese ahorrado días de pleitos y frustraciones en eBay. Sí, sé que a veces es preferible pagar un poco más con tal de ahorrarte problemas, pero sucedió que una subasta por la tercera parte de su costo habitual me pareció una buena idea en su momento. Como sea, esta figura coronará un aprendizaje más en la historia de este coleccionista.

Paradojicamente, al intentar conseguir los componentes necesarios para reparar al Mega Voyager dañado, me topé con un vendedor japonés fuera de eBay que tenía otra figura que me interesaba. LinerBoy es un miembro de la línea japonesa GoGoFive. En nuestro continente, lo conocieron como Max Solarzord, de la línea Lightspeed Rescue (#2,460).

Este Megazord secundario fue complemento de los Zords principales de aquella serie. Es un Triplechanger un poco tramposo, pues su segundo modo alterno es casi lo mismo que el primero, salvo que en vez de ser un transbordador espacial, es un vagón que forma parte del SuperTrain Megazord. Sí, un poco bobo, pero tanto el otro modo alterno como el robótico sí valen la pena.

Max Solarzord puede fusionarse con el Lightspeed Megazord, y así formar al Lightspeed Solarzord. Las fusiones siempre agregan puntos extras a las figuras en mi lista.

Como se aprecia en la imagen, esta figura era nueva. Llegó cerrada y su costo fue una broma. Alguna vez que apareció la versión norteamericana en Mercado Libre, sin caja,  costaba alrededor de 1,600 pesos, "porque es una figura muy difícil de conseguir en América", de acuerdo con el vendedor. A mí me costó el equivalente a 550 pesos, repito: NUEVA. El vendedor japonés me comentó que esta figura, al igual que muchas otras Sentai, fueron muy comunes y no se vendieron tan bien. Abundan en tiendas de coleccionables y es muy fácil conseguirlas ahora. Además de lo anterior, su precio bajo se debe a que una de las solapas de la caja está dañada con una insignificante rotura. Así de exigentes son los japoneses, chavos.

Con este Megazord, estoy a una figura de completar la línea Lightspeed Rescue.

Así se ven todos los Zords de Megaranger/In Space en sus modos alternos. Tal y como sucede con otros Zords (y con los Gobots), soy fan de la ondita espacial retro que representan. Al final,  creo que valió la pena tanto problema por conseguir a Mega Voyager, aunque uno de sus componentes sea ahora una combinación de partes japonesas con norteamericanas.

En mi afán por tener completos todos los miembros de la línea para las fusiones, terminé adquiriendo un Delta Megazord adicional, por lo que tendré uno completamente transformable, pero con un pequeño faltante en el Garage. Lo dejo escrito aquí para no olvidarlo la siguiente vez que haga una actualización.

In Space es la decimoprimera línea Sentai/Power Ranger que completo.

:)


Objetivo Opcional: Completar, por lo menos, dos líneas Sentai/Power Rangers este año (este era un objetivo para 2016).

Al tener todos los elementos de Time Force e In Space, alcancé esta meta.

Octavo Objetivo Opcional de 2015, cumplido.

¿Quieres saber más?

10 de noviembre de 2015

3 Primes en caja

Reuní en esta entrada tres adquisiciones con varios factores en común. Primero, se trata de tres interpretaciones del famoso líder de los chicos buenos (Autobot o Maximal, dependiendo del caso). También son tres ejemplos de algo que me agrada mucho que ocurra con Prime: dejar de lado lo clásico y obvio para los modos alternos. Finalmente, conseguí a todos ellos nuevecitos en sus respectivas cajas, hecho que también comparten.

Esta cajita contiene a la primera figura del grupo. Se trata de una pieza del Transformers Collectors' Club. El papel blanco en la parte superior es una etiqueta que forma parte de la caja. Nada fancy, así suelen ser estas cosas.

Uno de tantas ventajas de formar parte del TCC es la figura incentivo gratuita que reciben los miembros del club de manera anual por el simple hecho de estar suscritos. Hay quienes dicen que el precio de esa figura lo pagas con la anualidad (nada es gratis en esta vida, chavos) mientras que otros defienden con pasión las exclusivas que este club lanza cada año. Cuestión de enfoques. Sellos como este están en tres flancos de la caja.

Lio Prime (#2,455) es un repaint/retool de Orion Pax Generations. Esta figura exclusiva del TCC incluye todo lo que ven aquí: figura, armas, instructivo y tarjeta biográfica con specs. Todo en un simple, pero funcional empaque con espuma contenedora. Esta figura pertenece a la línea Timelines, la cual está compuesta por figuras exclusivas del TCC y de la Botcon.

Este Lio Prime, contrario a todas las encarnaciones plásticas que ha tenido el personaje, no es un león. Es una camioneta y eso es justamente la parte que me gusta: salirse un poco de lo obvio y predecible para darle algo de novedoso a un personaje conocido. Aunque se trata de un repaint/retool, no deja de ser interesante.

La Colección no es ajena a la línea Timelines, pero tampoco es una que forme parte de las prioridades en mi lista con mucha frecuencia. La razón es que muchas veces, las figuras terminan siendo repaints sobrevalorados no tan atractivos, por lo menos para un servidor.

Y si no eres tan fan de las Timelines, ¿por qué la adquiriste? Sencillo: pagué 35 dólares por ella para aprovechar el envío de otra figura que realmente sí estaba en la mira desde hace mucho tiempo...

Optimus Prime Nike Free 7.0 Sports Label (#2,456) es otra de esas alucinaciones en las arcas de Takara. Se trató de una línea de robots cuyo modo alterno eran tenis. Ajá, así de increíble está el concepto. Esta fue una de tantas veces en las cuales Takara se asoció con una marca reconocida que nada tiene que ver con juguetes para lanzar algunas figuras interesantes. Por si han vivido con la ilusión que representa esta figura, les destruyo el sueño ahora: los tenis son pequeños y no se pueden usar. Ya lo intenté.

El empaque, a diferencia del miembro presentado anteriormente, es muy atractivo al mantener la idea de una caja de zapatos con arte llamativo en el exterior e interior de la misma. La ventana permite ver perfecto el contenido.Otra bendita ocasión en la cual Optimus fue algo distinto a un camión o un chango. Soy fan de estos arriesgados intentos. Mucho.

Aquí les va la razón por la cual esta figura sí estaba en la mira desde hace tanto: Este muchacho era una de las tres figuras que necesito para completar mi lista de TODOS los moldes transformables preMovie que se han hecho del líder Autobot. Desde el primer G1 hasta el camión Leader de Cybertron. Todos. Ahora que tengo al Sports Label, ya sólo restan 2...

Es probable que muchos conozcan la historia de cómo conseguí a este Prime trucho y la razón por la cual aparece en esta entrada. En caso de que no, pueden leerla aquí. El molde original de este personaje llegó durante mi primer año de coleccionismo y está entre mis Alternators favoritos. Esta figura en particular, rompe una de las reglas de mi Colección: Todo, menos KO.

Alteration Man Cosmic Warrior -o como prefiero llamarlo, Faketimus Prime Faketernator- es un descarado KO que la compañía china Mengbadi le hizo al Prime Alternator. Pero, además de la franca repetición, en el combo viene un segundo 'homenaje'...

El kit upgrade TFX-ABT-01 hecho por Fansproject y que llegó al mercado durante 2008 fue uno de los primeros kits, junto al City Commander para el Ultra Magnus Classics, que comenzaron la oleada de idolatría por las Terceras Compañías. La idea era dotar al Prime Alternator de un arma digna y, de paso, de una Matrix.

El kit original tuvo un costo de 30 dólares, pero en aquel momento, sólo se hicieron 2,000 durante la primera oleada de producción, elevando el precio del accesorio. Recuerdo que un año después, llegó a alcanzar los 80 dólares en eBay. Una completa locura.

Más tarde se reeditó y lo que alguna vez fue un objeto de deseo, se convirtió en algo mundano. Con un ajuste al precio, por supuesto. Hoy en día, no es nada difícil hacerte de uno soltando unos 25 dólares. Como pueden ver en la etiqueta del precio Sanborns, el Faketimus completó me costó menos de lo que hubiese pagado sólo por el kit original.

Algo curioso de esta figura tiene que ver con el cinismo inherente a la pieza. No cabe la menor duda de que es un robo vil del diseño de una figura existente. En ocasiones, en juguetes de este tipo, son alteradas las marcas y logos del fabricante del vehículo en el cual está basado (en este caso, una camioneta Dodge Ram SRT-10).

Con todo y que la imagen frontal en la caja está flipeada, se nota que no hay menor preocupación por ocultar las marcas registradas.

Todos los logos son exactamente idénticos al de la figura original. Vamos, hasta los neumáticos Cybertronian Radial son iguales a los de un Alternator o Binaltech.

Después de pensarlo mucho, he decidido incluir al Faketimus Prime a la Colección (#2,457) por una sencilla razón: me gusta el valor coleccionable de este combo de cinismo doble. Por un lado, una flagrante copia de una propiedad intelectual registrada. Por el otro, una flagrante copia de un kit hecho por una empresa que vive de utilizar diseños de personajes registrados con fines de lucro de manera no oficial. ¿Qué sentirá FansProject cuando alguien le hace "un homenaje" a sus creaciones. LOL.

Necesito actualizar las reglas de la Colección a los tiempos cambiantes que vivimos.

¿Quieres saber más?

6 de noviembre de 2015

Reporte de dos visitas al Tiangeeks

Contrario a lo que sucedió con mis visitas a expos geek durante el verano, las veces que asistí al Tiangeeks sí reportaron hallazgos. Las 6 figuras de la imagen fueron producto de dos ocasiones distintas que anduve por ahí. Variaditos y a buen precio, toda una tradición de este recinto.

Rampage Transmetal (#2,449) completo. O bueno, lo más completo que lo he logrado encontrar sin enfrentarme a situaciones absurdas. No es difícil encontrarlo en estados ridículamente incompletos (sin patas o tenazas) o en precios soñadores (¿1500 por uno completo usado?). Este Rampage tiene todas sus patas, las tenazas, las orugas del modo tanque, su cañón lanzamisiles y la pintura no está tan maltratada. Los únicos faltantes: los tres misiles y un rifle. Por 250 pesos, lo considero una buena compra.

Al lado, Preditron Go–Bot (#2,450) todo un acontecimiento en la historia de robots transformables para infantes. Este lobo —un repaint y ligero retool de Cheetor, uno de los primeros Go–Bots— fue el primer villano en aparecer en una línea Transformer Playskool. Aunque dentro de la historia Go–Bot sujetos como Mototron y Dino–Bot eran problemáticos (que eventualmente se convertían en tipos buenos), Preditron fue incialmente Beast–Bot, un chico bueno quien tras un accidente, se convirtió en un tipo malo. Interesante para una línea de juguetes enfocada a los más pequeños.

Preditron no venía con cola. Asumo que la perdió en una batalla contra tanto sujeto bueno de esta línea.

Megatron Activator DOTM (#2,451) estaba perdido entre una montaña de chácharas. Casi no me lo llevo porque fue el último robot que compré aquel día y ya no tenía nada de cambio. Por fortuna, juntando las moneditas de todos los bolsillos, completé los 40 pesos necesarios :P

Beachcomber Classics (#2,452) era otro que esperaba entre una multitud de figuras varias. Él no tiene la metralleta que se aloja en la parte trasera. Dudo mucho conseguirla suelta, así que Sandstorm HFTD tendrá que prestarle la suya mientras. Necesito checar, pero creo que ya sólo resta Cliffjumper para tener todos los Legends Classic Universe. Aunque varios de los que tengo son Henkei, ya casi completo esta línea de moldes.

Finalmente, un par de Super Gobots, Spay–C y Vamp (#2,453 y #2,454), de la segunda y tercera serie de figuras de este tamaño. Para aquellos que no han hecho su tarea, los Super Gobots eran versiones creciditas de las figuras regulares. Un gobot promedio tenía el tamaño de un Legend o Commander TF actual, mientras que un Super tenía un tamaño más cercano al Deluxe. Y mientras Spay–C es un gran molde, mucho más complejo que la versión regular, Vamp es exactamente el mismo molde, pero en mayor tamaño.

Restan dos visitas al Tiangeekes este año, tal vez tres. Si el reporte de ellas termina en algo similar a esto, me doy por bien servido.
¿Quieres saber más?

3 de noviembre de 2015

Recta Final Brave II: Dran, el desproporcionado

Es un dato conocido que Great Goldran fue la figura que me volvió, de manera instantánea, en un adicto a las figuras Brave. También he mencionado en varias ocasiones que The Brave of Gold Goldran es mi sublínea favorita de las 9 que existieron. Entonces, ¿por qué una figura de esta línea no estuvo contemplada dentro de los 45 Megarobots necesarios para completar mi colección Brave?

Por su tamaño, claro.

Dran Kingstone (#2,447) fue un extraño miembro dentro de todas las figuras DX presentes en The Brave of Gold Goldran. Dran es el primer robot en aparecer en la serie animada y se convierte en amigo del protagonista humano de la serie. Es el primero, el núcleo de toda la fantástica configuración Goldran. El auto dorado es miembro de la figura Goldran DX, parte de aquel primer set exclusivo Brave Revival Legends que me inició en este asunto...

Ese auto pequeño al frente es Dran, capaz de fusionarse con Gorgon, el dragón, y así darle vida a Goldran. El tamaño de Dran en este set —y claro, también en la versión ordinaria DX— es el de una pequeña figura similar en dimensiones a un Commander Transformer.

Dran Kingstone tiene el tamaño de una figura Voyager. He ahí el problema.

A diferencia de los 9 robots DX de esta sublínea, Dran no tiene la proporción correcta para interactuar con ellos. De no ser por la función de luces y sonidos electrónicos, sólo se trataría de una versión en esteroides del Dran regular; tiene la misma transformación y el mismo nivel de detalle. Pero vamos, desencaja con el resto de figuras. No forma parte del monumental Goldran Train, además de tener un equivalente que sí se integra perfecto al numerito. No tiene sentido dentro de esta linea, punto.

¿Por qué hacer una versión desproporcionada del robot dentro de la línea? Ni idea. No sé en qué estaba pensando Takara cuando lo hizo. De hecho, no estoy seguro si esta 'idea' fue una iniciativa de la compañía japonesa. Traté de investigar acerca de esta figura y no encontré imágenes de la versión japonesa de ella, sólo la coreana (como la mía), hecho que me lleva a pensar que podría tratarse de una creación de Sonokong, compañía coreana que fabricó Braves con licencia oficial. Necesito investigar más al respecto, pero hasta donde sé, este es el único caso dentro de todo el Universo Brave en donde un personaje DX tiene una variante de tamaño más grande también dentro de la categoría DX.

Muy al estilo del resto de hermanos de línea, Dran incluye los famosos misiles rojos. Dos tiras completas. ¿Cuántos de estos tendré ya?

Acompañando al rifle que dispara los mencionados proyectiles, también incluye una katana, como la versión diminuta DX. Algo curioso es que ambas armas son de color dorado, diferentes a las versiones anaranjadas vistas en el arte de la caja. ¿Sí o no habrá una versión japonesa de esta figura? Esto cada vez me intriga más.

Este Dran nunca fue particularmente difícil de conseguir. De hecho, de todos los miembros de la línea —junto con Death Garry Gun— debe ser el más común. Además, es uno de esos rarísimos casos dentro de los Braves en los cuales la figura ha bajado de precio en vez de subir. El sujeto en cuestión oscila entre los 30 y 40 dólares en eBay y tiendas online. Aunque usted no lo crea, el mío costó 10 dólares. Sí, la caja estaba abierta, pero la figura estaba en perfecto estado, con los misiles en las tiras y los stickers sin aplicar. Lo curioso del caso es que incluso el envío más económico me iba a costar más que la figura. Por ello, terminé anexando un extra al pedido para que todo valiera la pena...

Ultimate Bumblebee (#2,448), de la primera película, es una figura que costó arriba de los 1,500 pesos cuando estuvo disponible en mi país en tiendas y demás. El rarísimo modo robótico siempre me mantuvo alejado de esta figura, a pesar de haberla visto hasta en la tercera parte de su costo original. Por 15 dólares, me animé a adquirir uno usado.

Valió la pena cada centavo invertido. El día que llegó a la oficina, me la pasé probando sus sonidos y funciones. Es un juguete muy divertido. A la lista de faltantes va el misil de su cañón. Nada complicado de conseguir, incluso en el Tiangeeks, pues se trata del mismo molde usado por las figuras Attacktix.

¿Y por qué me animé a adquirir a Dran Kingstone a pesar de todos los contras que menciono en esta entrada? Aunque nunca fue una prioridad en la lista, sí contemplé varias veces adquirirlo sólo porque sí, como un objetivo alterno muy en el fondo. Tal vez pude dejarlo pasar y completar mi colección Brave sin él, pero no dejaba de punzar en mi mente el hecho que "de no ser por ese, tendría a todos los Goldran DX que estuvieron disponibles, aunque uno de ellos no tenga las proporciones adecuadas". Demasiado molesto para alquien con TOC latente.

Dran es una muy buena figura que complementará muy bien al resto de los Braves, pero esto todavía no termina. Sigue faltando un Megarobot Brave para llegar a la meta


Objetivo Opcional: Adquirir a todos los robots DX de la línea The Brave of Gold Goldran (aunque uno de ellos no tenga lógica dentro del grupo).

Después de muchas dudas, compré a Dran Kingstone DX y así completé la línea.

Séptimo Objetivo Opcional de 2015, cumplido.

¿Quieres saber más?