28 de agosto de 2015

Japonesadas: Optimustation y Megenesis o las Robo Consolas™

Qué mejor manera de iniciar la vigesimoquinta centena de este simpático blog que con Primes y Megs. Y para que el asunto sea todavía más agradable, modos inusuales de estos personajes. En la imagen, dos de las ideas más locas que han llegado desde oriente en los últimos años: Robo Consolas™. Éste no es su nombre oficial, pero a falta de uno para darle homogeneidad a la categorización dentro de este espacio, lo acabo de inventar. Bien creativo el pedo :P

El nombre oficial de la primera figura es Optimus Prime featuring Original PlayStation (#2,406) y como la uniformidad le valió mucha madre a Takara, la otra recibió el nombre de Sega Genesis Megatron (#2,407). Yo las llamo Optimustation y Megenesis. Ambas fueron creaciones presentadas durante el auge japonés del 30 aniversario en 2014, pero que estuvieron disponibles a principios de este año.

Como su nombre (y evidente forma) lo indica, los modos alternos son homenajes a dos populares consolas de videojuegos. Haré la aclaración porque, aunque muchos no lo crean, he visto no menos de una docena de veces la pregunta: NO, EL MODO CONSOLA NO ES FUNCIONAL. Aunque las fotos en línea suelen ser engañosas, estas figuras cuando mucho tienen el tamaño de una Deluxe grande (o una Voyager pequeña, para el caso). La proporción en relación a sus contrapartes reales no es 1:1, vamos.

Cada modo alterno incluye accesorios ad hoc, como controles, tarjetas de memoria o cartuchos, además de los detalles característicos de el PSX o el Genesis. Para propósitos de clasificación, el modo robot de ambos corresponde a los personajes G1, aunque como es costumbre, de estos sólo permanece la cabeza.

El empaque es muy bueno, con una solapa que permite ver el contenido en modo robótico. El arte es bueno sin llegar a espectacular, pero el texto en el caso de Megatron que viene en inglés, parece hecho por un pasante gringo en Tokyo durante su primer semana. Es Engrish, pues.

Me queda claro que Prime debía ser el chico popular y la elección del PSX tiene mucho sentido. El problema surge cuando realizas la obligatoria comparación con su adversario...

Aquí no hay discusión: para que esto hubiera sido una decisión 100% coherente, Optimus debió ser un Super Nintendo o Megs un Sega Saturn. No hay más. La elección de las dos consolas parece más una onda de diseño que tuvo que ver un poco con el azar que algo pensado para tener sentido. Y no me malentiendan, soy fan del Genesis, pero también lo soy del Saturn y esa decisión tendría mi total aprobación.

Este Megatron fue una 'edición limitada' del molde, pues la edición original corresponde a la versión Sega Mega Drive japonesa, la cual estuvo disponible a finales del año pasado. En teoría, sólo se hicieron 1,000 unidades de este Megenesis. La realidad es que es bastante fácil conseguir cualquiera de las dos ediciones ahora en los sitios habituales.

Durante la pasada primavera, estuve a punto de pagar hasta 1,500 pesos por el Optimustation en una expo por aquí. Todo por caliente y desesperado. Un par de meses después, junto con el Megenesis, formó parte de esa compra de la cual hablaré después —de hecho, todas las figuras de esta entrada fueron parte de ese trato—. Cada figura me costó 65 dólares cuando la divisa todavía rondaba los 15 pesos (¿se acuerdan?). Y a continuación, ECO.

Un par de cutes: Alternity y AoE Prime, ambos de la línea Q–Transformers (#2,408 y #2,409). Sigo renuente a entrarle a estos engendritos por la razón que expliqué cuando adquirí a mi primer figura de esta línea. Por lo pronto sólo hay unos tres o cuatro de ellos que me interesa buscar. Pero hasta ahí llegará el asunto cute.

Bearbrick Optimus Prime Special Edition (#2,410) es una variante del molde original que apareció en 2014. En teoría, este diseño está inspirado en el Prime de Age of Extinction.

Por su parte, Galvatron Power Attacker (#2,411) es la versión japonesa de la misma figura que estuvo a la venta por aquí durante el periodo AoE. Por lo que leí, los cambios en cuanto a pintura son mínimos entre la versión Hasbro y la Takara.

El Bearbrick fue un molde que me gustó mucho y tengo planeado, por lo menos, conseguir al Megs de esta línea. El Galvatron es una figura que no tenía contemplada, pero que me será de utilidad para probar la funcionalidad de cierto armatoste jurásico electrónico. Esta es la primera figura Power Attacker que tengo, lo que me recuerda que debo buscar al Prime de este tamaño que me hace falta. Estas dos figuras fueron obsequios dentro de la compra ya mencionada.

Bearbrick Optimus Prime Special Edition es mi Prime #210 :)