29 de diciembre de 2013

¡Mi Robot Transformable #3,000!



Optimus Prime #150.

La pieza Transformer más rara en la Colección.

Mi Transformer más grande.

Mi Transformer más voluminoso.

Mi Transformer más pesado.

El último video del año.

Mi Robot Transformable #3,000

Dedicado a Lumiere.

:D
¿Quieres saber más?

28 de diciembre de 2013

Year Of The Dragon Ultimate Optimus Prime, Dark Of The Moon

"I am Optimus Prime"

Robot #3,000
Optimus Prime #150

29/12/13
¿Quieres saber más?

27 de diciembre de 2013

Clear God Fire Convoy, Car Robots

"Chou-Kyoudai Gattai! God Fire Convoy!!!"
¿Quieres saber más?

24 de diciembre de 2013

Milagro de Navidad: Red Leader, 30 years standing by...

Nunca tuve un X–Wing.

Conozco muy pocos casos de sujetos contemporáneos a quienes no les gusta Star Wars. Muchos de esos casos son por pose mamona intelectualoide ("Star Wars es bien infantil y es pésima ciencia-ficción") y los menos son por razones relacionadas a las preferencias ("Pues sí vi las películas, pero X"). Con esto claro, aquí va la declaración categórica: cuando era un escuincle juguetón en los 80, no conocí a UN SOLO NIÑO a quien no le gustara Star Wars. Podías haber visto la Trilogía Original en desorden o no, podías haber visto las tres en cine o en Beta, podías tener pocos juguetes o muchos... No importaba: Star Wars gobernaba el gusto infantil en los 80.

Yo las vi en desorden: Vi el Ataque a la Estrella de la Muerte de A New Hope primero cuando tenía 4 años (así es, no vi la película completa, sólo vi esa parte porque fue lo único que nos proyectaron en el kinder un Día del Niño). Luego vi Return of the Jedi, un año más tarde, en un cine de la Zona Rosa. Finalmente, cuando tenía 6 años, vi ANH completa en Beta y Empire Strikes Back en la Cineteca Nacional, dos años después del famoso incendio.

Y no tuve muchos juguetes de Star Wars. La memoria me ayudó a contabilizar las 6 figuras que tuve: desde la primera —Chief Chirpa, días después de ver ROTJ—, hasta la última —B–Wing Pilot, a quien nombre Luke en traje de piloto, pues perdí a mi Luke Skywlaker Jedi—. No tuve un solo vehículo, set de juego o bestia Rancor gigante.

A pesar de ello, tuve contacto con casi todo el catálogo mexicano Lili Ledy, y muchas figuras Kenner del catálogo gringo. ¿Por qué? Fácil: todos mis amigos, compañeros de escuela, vecinos y familiares tenían chingos de figuras, sets, Hutts y naves espaciales. Después de jugar con todos ellos, hubo muchos favoritos que me hubiese gustado tener: Leia Boushh Bounty Hunter, el Imperial Shuttle, un Speeder Bike, al Emperor Royal Guard, el Snowspeeder... Y la lista podría seguir.

Pero hubo un juguete que siempre quise y que nadie de mis conocidos tuvo, un X–Wing.

Sí, nadie de mis conocidos tuvo un X–Wing, pero sabía que el juguete existía por dos razones: 1) OBVIAMENTE tenía que existir y 2) Un vecino (cuyo padre era piloto comercial y en cada viaje le traía docenas de juguetes chingones) tenía un catálogo Kenner donde aparecía el codiciado vehículo.

Era común ver en los Sanborns al Millenium Falcon, al TIE Fighter y al Y–Wing, pero por alguna razón, nunca, ni siquiera en los bazares, vi un X–Wing.

Por ello, hace algunas semanas, cuando vi que Walmart tenía como exclusiva al X–Wing de la Vintage Collection, en su exquisita caja con borde negro, la nostalgia pateó el culo de mi pobre y débil cartera.

Deben saber que, aunque mi hermano y yo tenemos gustos similares en cuanto a juguetes, el más clavado con Star Wars siempre fue él. En algún momento llegó a tener cientos de figuras, docenas de vehículos y parafernalia warsie. Y sí, él cumplió hace muchos años mi sueño de la infancia, cuando llegó con su primer X–Wing. O algo así... La verdad, el modelo que llevó no me gustó nada. No tenía las proporciones correctas, los colores no eran precisos y la nave no tenía mucho detalle.

Como suele suceder, la nostalgia nos hace ver las cosas de manera diferente a la realidad. Al no gustarme esa nave, indagué en aquel entonces la variedad de X–Wings que existían con la idea de comprar uno. Y fue lo peor que pude hacer: me topé con el X–Wing del catálogo Kenner original. Sí, el que vi en el panfleto que tenía mi vecino. Era horrendo. Peor que el de mi hermano. No le hacía honor a la nave de la Alianza Rebelde.

Así, mi deseo por tener un X–Wing desapareció.

Hace unos 7 años, compré un Wedge Antilles, el cual conservo MISC hasta el día de hoy. Por motivos de desmadre organizacional, no pude sacarlo del fondo de la Bóveda en donde seguro está guardado en alguna caja.

Y aunque no debería explicar el porqué Wedge Antilles es mi personaje favorito de Star Wars, lo haré: sin contar probablemente a estos dos sujetos, Wedge es el mejor piloto de batalla de todos los universos.

Podría dar información detallada de cómo le salvó el trasero a Luke en Yavin permitiendo la destrucción de la primera Estrella de la Muerte, o cómo salvo a la flota Rebelde en la emboscada de Ison Corridor, o cómo robó la Nave Imperial utilizada para la operación en Endor o tal vez cómo ayudó a destruir otra Estrella de la Muerte y SER EL ÚNICO PILOTO DE TODA LA PINCHES REBELIÓN EN SOBREVIVIR A DOS PUTAS ESTACIONES DE BATALLA ESPACIALES MALAMADRE.

Wedge rockea muy cabrón. Fin.

El caso es que cuando quise un X–Wing para ese Wedge, los modelos disponibles tampoco me convencían. Y aunque tiempo más tarde salió un X–Wing oficial de Wedge Antilles con todo y droid, había algo que no me terminaba de convencer...

Es el marco de la caja. Eso fue. Algo tan simple, pero que funciona a tantos niveles. Cualquier objeto con el maldito marco negro detona alguna glándula nostálgica en el interior de todos los fans de Star Wars. Esa caja fue la que me vendió por completo la idea de cumplir ese sueño de la infancia. La idea de tener, por fin, un X–Wing que le hiciera honor al increíble vehículo espacial, cargado de la vibra retro de los juguetes originales.

Es una mamada, lo sé. Pero lo que no lograron intentos anteriores de Hasbro/Kenner para convencerme de adquirir una nave, lo logró este X–Wing de la Vintage Collection, exclusivo de Toys 'R' Us en Estados Unidos, exclusivo de Walmart en nuestro país. Es una belleza y me emociona a niveles muy difíciles de plasmar en palabras. Estoy seguro de que si hubiese tenido el X–Wing original ochentero lo habría disfrutado cantidad, pero tenerlo ahora, como siempre lo soñé, es mucho mejor.

El ojo educado notará que en la imagen de arriba, podemos ver a varios iconos de la galaxia muy muy lejana. Y pues, efectivamente, el piloto no es Wedge Antilles. Biggs Darklighter, viejo amigo de Luke Skywalker, derribado durante la Batalla de Yavin, es el piloto oficial del Red 3 que viene en este set.

En caso de que no lo supieran: las barras en las alas de la nave indican su posición dentro del escuadrón. En este caso, 3 barras rojas indican que se trata del Red 3, la nave de Biggs.

Originalmente, Wedge es Red 2, durante el ataque a la primera Estrella de la Muerte. Después de sus logros tras Yavin, ocupa el puesto de Red Leader, aunque en el Universo Expandido, mantiene su nave Red 2. Sólo en una ocasión Wedge fue Red 3, pero esta denominación la adquirió al pilotar un Y–Wing en Kamino, así que no cuenta.

Pero, para homenajear a su también amigo caído en batalla, el Red Leader Wedge Antilles ahora es el piloto del Red 3. Esto último no es canon, pero son mis juguetes y yo les invento la historia que quiera.

Wedge Antilles, el último en los estantes de un Bodega Aurrera. Son pocas las figuras con empaque vintage que quedan en tiendas. Ahora abundan las de Phantom Menace o Revenge of the Sith. Pero logré conseguir al piloto oficial de mi X–Wing (el que ya tenía permanecerá en su empaque).

En la imagen aparece también Mynock, el infame R5–D2 de Antilles. Antes de ser reformateado por sus ruidos constantes, recibió daño de batalla y trabajó en Star Tours, pero es el único droid capacitado para compartir nave con el mejor piloto ever. A él lo conseguí en mi última visita del año al Tiangeeks™. Nave, piloto y astromech droid... El trío está completo.

En el Walmart, a un lado de la pila de X–Wings, estaba otra repleta de estos: TIE Interceptors. Aquí no hay una gran historia de fondo. De hecho, la razón por la cual me la di es todavía más simple: es mi segundo vehículo favorito del Universo Star Wars.

Y con marco negro vintage retro con superpoderes psicológicos... Puta, simplemente irresistible.

¿Tiene luces? ¿Sonidos? ¿Funciona mediante radiocontrol? No, no y no. Pero sus alas se desprenden para simular daño de batalla. Ya con eso, no se necesita más. Recuerdo que el TIE Fighter ochentero tenía un foquito rojo y sonidos electrónicos. Pura alta tecnología imperial.

Muchos prefieren el TIE Advanced (el que pilota Darth Vader en ANH). No negaré que me gusta, pero el Interceptor es la definición de Intimidación Imperial Espacial. Tal vez puedes escapar de un Star Destroyer, pero no puedes hacerlo de un Interceptor. El TIE Phantom se acerca en mi lista, pero no supera a esta nave.

Al igual que sucede con el X–Wing, el TIE Interceptor no incluye a su piloto. Desde que adquirí el par de naves para regalármelas en Navidad, me di a la tarea de encontrar un TIE Pilot con casco removible. Nada de suerte. No pude encontrar alguna de las versiones de esta figura con la mencionada característica por ningún lado. Vi muchos TIE Pilots clasicos de Lili Ledy y otros tantos con casco fijo. Y pues no, el niño quiere uno con casco removible y punto.

En el entretanto, tendré que encontrar un piloto sustituto para esta nave...

(sigh)

¿Y entonces? ¿No hubo robots transformables para Navidad? ¿Significa que ahora coleccionaré Star Wars? Entonces, nada. Esto sólo fue otro sueño de la infancia cumplido. No coleccionaré nada más del Universo Star Wars, salvo el TIE Pilot pendiente. Y tal vez un Speeder Bike, con su respectivo Biker Scout. Y el resto de X–Wings para formar el Rogue Squadron, con sus respectivos pilotos. Y todos ellos con sus droids, claro...

Todavía pienso en dónde diablos voy a estacionar a este par. Porque, eso sí, quiero tenerlos exhibidos, así como en esta imagen. Ese es el chiste de todo esto: disfrutarlas cada vez que pueda. No importa si son 5, 15 o 30 años después: nunca es tarde para cumplir los sueños pendientes.

Feliz Navidad, chavos :D
¿Quieres saber más?

23 de diciembre de 2013

Los últimos robots del año III: ToyFest

Este año conocí el ToyFest. De hecho, lo conocí antes de que se llamara ToyFest y, aunque el nombre era otro, el concepto era el mismo: un pequeño bazar de unos 20 puestos con juguetes nuevos, usados, coleccionables y demás chácharas. De las cuatro veces que he ido al lugar, esta es la primera que encuentro algo de mi interés. Algo irónico si consideramos que, en esta ocasión, no estaba buscando robots transformables.

El punto es que no encontré lo que buscaba, pero sí a estos tres Transformers. A los costados, dos figuras de Beast Machines: Snarl y Blackarachnia (#1,986 y #1,987).

Supuestamente, Snarl es uno de los mejores representantes del desastroso GPS. El asunto es que lo transformé un par de veces y nunca sentí fragilidad en alguna de sus partes. Es más, el sujeto que me lo vendió, lo traía en una bolsa, amontonado junto con otras bestias transformables. No trae su cola/arma, pero por lo demás, su estado es bastante bueno. Por lo que costó, no me importaría que el GPS hiciera de las suyas, aunque obviamente, preferiría que la figura mantuviera su integridad física.

Blackarachnia es el molde original que salió del personaje en Beast Machines, que a su vez, dio origen al molde Universe que adquirí el mes pasado.

En el centro está Aero-Bot (#1,988), de los Go-Bots Playskool. Es otro remold/repaint del Silverbolt que conseguí hace un par de meses. Además de la pintura cromada, cambia el molde de la cabeza.

Buenos precios en el ToyFest, aunque para un coleccionista de Transformers, la verdad no hay mucho que ver. Ojalá y el próximo año lleguen más vendedores con más robots.

Aero-Bot fue el último robot transformable que adquirí en 2013.
¿Quieres saber más?

21 de diciembre de 2013

Los últimos robots del año II: Pendientes

Como mencioné en una entrada anterior, ya tenía ubicado al resto de figuras Beast Hunters/Bot Shots disponibles hasta el momento por aquí. Sólo era cosa de darme un tiempo para ir por ellas.

En la imagen, Beast Tracker Optimus Prime (#1,979), clase Battlemaster, la cual sustituyó a los Weaponizers. Toda una trampa, pues en realidad se trata justamente de un repaint/retool del Optimus Weaponizer que estuvo disponible el año pasado en la línea Transformers Prime.

También está por ahí un Bumblebee Battlemaster, pero no me convence del todo. Igual lo dejo pasar. O lo compro cuando baje considerablemente su precio.

Hardshell, Trailcutter y Starscream (#1,980 a #1,982), los tres Commanders BH que faltaban. Es una pena que los Beast Trackers con figuras Legion no llegaran por acá. Pero bueno, ¿qué se podía esperar si el Shockwave Voyager estuvo ausente? Esa es la figura que más me duele no tener ahora.

Para terminar esta entrada, el 3 Pack pendiente de los Bot Shots. Scourge, Kup y Blitzwing (#1,983 a #1,985). Y ya, no hay más Bot Shots por ningún lado. Una vez más, me quedaré con una colección semicompleta de estos bichos.

Listo, eso es todo. A menos que salga algo en este fin previo a Navidad.

Esperemos que sí.
¿Quieres saber más?

18 de diciembre de 2013

Los últimos robots del año: Tiangeeks™

No tenía planeado visitar este recinto en estos últimos días del año, pero por causas de fuerza mayor (que serán reveladas próximamente), lo hice el pasado fin de semana. La misión no era adquirir robots transformables, por ello, sólo fueron dos adquisiciones relacionadas que conseguí en este lugar. También fue un timing raro, ya que muchos locatarios no fueron, pues me imagino se encontraban en La Mole. Y ya saben, ni cloroformado regreso a una expo geek. Paso. Entonces, no vi alguna otra cosa que llamara particularmente mi atención.

Optimus Prime Rescue Bot Playskool (#1,977), la primer versión transformable del líder Autobot que salió para esta línea, fue una de las cosas que encontré. A diferencia de la versión Energize del mismo tamaño que ya tenía, este Prime no tiene el arma traslúcida, pero trae a un pequeño compañero de cartón. Sí, así de pinche. Pero ya tengo todas las variantes transformables del personaje de los Rescue Bots.

Red Alert Cybertron Burger King (#1,978) no es el primer Transformer de este restaurante que tengo —recordarán a los Flip–Out que completé en junio—, pero sí es la primera con una transformación más tradicional. Es curioso, pero a pesar de todas las figuras McDonald's que tengo, esta es la primera de BK que veo por aquí. Obviamente será más complicado completar estas subcolecciones en el futuro.

Ya sé... Un poco modesto el cierre del Tiangeeks™ en 2013. Pero después de encontrar aquí tan buenas figuras y hacer excelentes tratos durante este año, tampoco me puedo quejar mucho.
¿Quieres saber más?

13 de diciembre de 2013

Cazando Beast Hunters

Completar los Beast Hunters ha sido igual de pesado que encontrar a los Bot Shots. En unas jugueterías venden algunos, en tiendas departamentales otros, en supermercados unos más. Un desmadre. Y con todo y que ya tengo en mi poder a la mayoría, hay varios que simplemente no aparecen por ningún lado. En la imagen, Shockwave, Beast Blade Optimus Prime y Huffer (#1,967 a #1,969), los 3 más recientes Commanders Cyberverse que se han visto por aquí. Los tres de los waves centrales ya los tengo localizados, sólo que no he tenido tiempo de ir por ellos.

Nunca se tienen demasiados Shockwaves.

Arriba, están los dos Legion que busqué en cuanto Bodega Aurrerá se me atravesara, sólo para encontrarlos después en cualquier Walmart: Twinstrike y Airachnid (#1,970 y #1,971). Los tres últimos waves de esta clase no llegaron por aquí. O por lo menos no los he visto en las tiendas habituales. Eso significa que no habrá Abominus para mí este año :(

Abajo, Bulkhead y Smokescreen (#1,972 y #1,973), dos de los cuatro Deluxes perdidos del Wave 2. No hay señales de Ripclaw o Starscream por ningún lado. Y obvio, tampoco ningún integrante de los 3 waves más recientes.

Sharkticon Megatron, Grimwing y Ultra Magnus (#1,974 a #1,976), los últimos Voyagers de la línea. No me importaría tanto que no llegara el Wave 5, de no ser por el simple hecho de que NO APARECIÓ EL PINCHE WAVE 2 POR AQUÍ. SÍ, EL QUE TIENE A SHOCKWAVE. Qué frustrante es cuando la oleada que más te interesa es la única que no llega a las tiendas. Y no, no pienso pagar por él en línea si al rato va a estar en todos lados. Por lo menos, no pagaré por el este año.

Así es. Esto es todo. No más envíos de Japón, no más compras en eBay. Con estas figuras termino mis compras de rigor correspondientes al 2013. No resultará un gran spoiler decirles que no faltarán los ya tradicionales "últimos robots del año", pero eso serán los que tengo ubicados en tiendas de por aquí y los cuales no he comprado por falta de tiempo. Y bueno, es probable que también caiga el robotito simpático que me llegue a topar en mis visitas decembrinas a bazares y tiendas de coleccionables.

Pero, básicamente, el recorrido oficial termina con estas 10 figuras Beast Hunters.

Espero que Diciembre me alcance para todo lo que tengo pendiente. Porque, claro... Todavía falta mi robot transformable #3,000.

No crean que se me ha olvidado.

Ya mero.
¿Quieres saber más?

12 de diciembre de 2013

Air Attack Optimus Primal, Robots In Disguise

"The seeds of the future lie buried in the past!"
¿Quieres saber más?

5 de diciembre de 2013

Fast Forward: ¡3,300! KOLD Multiverse Gold OP LE-01

La historia de las figuras KOLD no es muy diferente a la del resto de Transformers Lucky Draw KO. De hecho, el KOLD Multiverse Gold OP LE-01 (al cual llamaré únicamente KOLD Gold porque el nombre está muy pinches largo) fue el primero en esta nueva oleada de figuras KO Lucky Draw. Por eso el nombre, KOLD. Bien ingenioso, ¿no?

La tienda china KO Toys, conocida por su valemadrismo ante cualquier ley referente a la propiedad intelectual, fue responsable durante muchos años (recuerdo que en el 2003-2004 el sitio ya existía) de proveer a los coleccionistas cualquier cantidad de réplicas, repintados, oversizes, y abominaciones ilegales robóticas que se les puedan ocurrir. Muchas de ellas, recolectadas del mejor buffet chino de plagios. Otras tantas, creadas por ellos mismos para satisfacer el paladar selecto de su clientela. Y en 2010, en vez de duplicar una figura Transformer ordinaria, lanzó a la venta una copia del Convoy Henkei Gold Lucky Draw, que se obsequió en promoción japonesa durante 2008, y del cual sólo existen 5 en el mundo.

Por si no lo conocían...

Pero antes de llegar a la copia, hubo una historia. Entre 2008 y 2009, algunos creativos, entre ellos el dueño de KO Toys, fabricaron copias del Henkei Lucky Draw en pequeñas cantidades, con fines no muy claros. Algunos coleccionistas de Lucky Draws cayeron en la trampa y compraron el KO, bajo la promesa de que eran figuras para test shots (las figuras de prueba que sacan para detectar detalles en la figura o generar las imágenes de promoción). Los primeros fakes eran muy obvios, pues las figuras estaban totalmente cubiertas con la pintura cromada y no incluían los símbolos Autobot en los hombros. Los segundos fueron más precisos, pues replicaron el plástico dorado de las partes no cromadas en la original, además de las insignias. Aparentemente, KO Toys fue responsable de estas réplicas más fieles, que meses más tarde darían origen al hoy infame KOLD Gold.

En marzo de 2010, cuando se anunció que se lanzaría este KO Lucky Draw en el sitio de KO Toys, se indicó que sólo se harían 250 de ellas, para mantener la ondita "limitada". Muchos rieron, otros se regocijaron, pues por 60 dólares, tendrían en sus manos una copia de unas de las figuras TF más exclusivas de la historia. Una copia pirata, claro.

Entonces, cuando la figura por fin llegó a sus primeros dueños, comenzó el desastre. El cromado era horrendo, disparejo en algunas áreas, con rayones y, en algunos casos, inexistente en varias zonas de la figura. En otros casos más extremos, algunas partes de la figura venían defectuosas (hay imágenes de KOLDs con las puertas rotas o el parabrisas resquebrajado de fábrica). En resumen: una pésima adquisición.

Las primeras reseñas no se hicieron esperar y, a pesar de que existieron personas quienes recibieron la figura en un estado más o menos decente, pesaron más la opiniones negativas. Tanto así, que el dueño de KO Toys entró a una de las revisiones en uno de los foros Transformers más populares para "pedirle amablemente a la fuerza" al autor y al sitio que retirara la reseña, pues no era favorable para el negocio. El argumento de la discusión fue: "si tienes problema con figura, primero hablas con vendedor, no te quejas online haciendo mala reseña". No es choro.

Al pobre dueño de KO Toys se le vino el peso de los fans encima y, con todo y que prometió realizar una "segunda producción" con el fin de sustituir las partes defectuosas o cambiar íntegramente las figuras dañadas, fue demasiado tarde; la figura ya era catalogada como un fraude que no valía el costo pedido. Así, la primera edición del KOLD Gold no se agotó como se esperaba, pues muchos cancelaron su orden y otros tantos pidieron su dinero de vuelta. La figura fue rematada durante un tiempo, incluso a la mitad de su costo original en sitios como eBay.

Fue justo en este momento de la historia cuando yo supe de la existencia de la figura. Y, por supuesto, la dejé pasar en vista de la calidad que me esperaba. Gracias, pero no gracias.

Pero el dueño de KO Toys cumplió, pues se realizó una "segunda producción" de la figura para reemplazar aquellas de los compradores inconformes. Esta nueva serie de figuras estuvo disponible a poco menos de un mes del lanzamiento de la primera edición. Varios compradores recibieron un reemplazo con mucha mayor calidad que el primer KOLD Gold, algunas semanas después de recibir la primera figura.

En septiembre de 2010, seis meses después de que la primera producción de la figura llegara a los primeros compradores, varias tiendas asiáticas en la onda de KO Toys, todavía vendían la figura, algunas asegurando que se trataba de la famosa "segunda producción", mientras que otras especificaban que "la figura no tenía defectos de consideración". El daño ocasionado por las primeras reseñas y los comentarios negativos hacen suponer que la figura no fue muy popular en ventas, pues era común verla rematada o con ofertas. Algo no muy común cuando se trata de figuras "edición limitada".

Hacia finales de ese año, en el sitio de KO Toys, el producto aparecía disponible a la mitad del precio original, indicando que se trataba de la primera versión. También se mencionaba la promesa de que "una nueva versión de la figura estaría disponible el próximo año". No confundir "segunda producción" con "nueva versión". Esta parte es importante.

Para 2011, KO Toys decidió olvidar el asunto del KOLD Gold y limpiar su nombre, lanzando nuevas figuras dentro de su línea KOLD OP, como versiones Shattered Glass, Nemesis, Crystal y Clear del Prime Henkei. Estas figuras recibieron reseñas más positivas, pues su parecido a las versiones originales era mayor. Además, la tienda china vendió como pan caliente las versiones KO de los Seekers Henkei y varios repintados del molde de Starscream. Así es, los famosos CHMS.

El KOLD Gold, a esas alturas, ya era un amargo recuerdo del 2010 y pronto los sitios que lo vendían, lo retiraron de sus páginas o simplemente remataron los restantes. En KO Toys, la figura aparecía como agotada. Aparentemente, esa "nueva versión" prometida nunca llegó.

A finales del 2011, KO Toys anuncia que cesará definitivamente operaciones, pues una compañía no mencionada ha presionado demasiado a sus dueños y, ante la sorpresa de todos, comienza un periodo de ofertas y liquidación para deshacerse de todos los productos de su catálogo. Para diciembre de ese año, el sitio de la famosa tienda desaparece. El gigante chino de los KO había sido, aparentemente, derrotado por los dueños de la propiedad intelectual de todas aquellas figuras que, durante tantos años, plagiaron sin piedad.

Aquí es donde comienza lo interesante. Al saber del cierre de KO Toys, muchos comienzan a intentar adquirir como locos las últimas figuras disponibles de la compañía, entre ellas el KOLD Gold. De un día para otro, la figura, ignorada durante más de año y medio comienza a ser interesante para muchos.

En el 2012, después de las buenas impresiones que dejaron los KOLD Shattered, Nemesis, Crystal y Clear, compradores comenzaron a buscar por medios alternos el KOLD Gold. Preferentemente claro, la "segunda versión" de la figura. Sí, esa que nunca llegó.

Trataré de ser lo más claro posible aquí: Supuestamente, después de la gran decepción que fue el KOLD Gold Versión 1, el dueño de KO Toys mandó a producir una segunda serie para sustituir las figuras defectuosas y apaciguar a los clientes inconformes. El asunto es que nunca se específico cuántas figuras se hicieron de esa supuesta "segunda producción". Sabemos que la inicial fue de 250, pero la cantidad perteneciente al round 2 es incierta. ¿Se hicieron 250 de nuevo o sólo se hizo un número menor para reponer las figuras defectuosas de los compradores molestos? Lo segundo suena más lógico si se pretendía mantener la idea de "Edición Limitada", pero hasta hoy, nadie lo sabe con certeza.

Pero ahí no acaba el dilema. Si en teoría, se hizo esa "segunda producción" para reposición, ¿por qué KO Toys siguió vendiendo la Version 1 del KOLD Gold durante tanto tiempo, cuando el consenso decía que era pésima? ¿Por qué muchos sitios ofrecieron en remate la figura defectuosa si, en teoría, ya había nuevas figuras no defectuosas?

Hay personas que creen que esa famosa "segunda producción" fue un mito y que aquellos que pidieron un reemplazo, recibieron una figura en mejor condición que la que recibieron originalmente, pero ambas figuras pertenecían a la producción original. ¿Me siguen? OK, aquí viene el giro...

Muchas personas que adquirieron su KOLD Gold Versión 1, mencionaron el número de figura que les tocó. "129 de 250", "43 de 250", "201 de 250", etc. Incluso varias veces, cuando estos ejemplares llegaron a aparecer en eBay, mencionaban el número correspondiente de su pieza dentro de la edición limitada de figuras.

La figura que adquirí, gracias a un dealer de Estados Unidos, por ningún lado indica el número de edición limitada, no tiene los defectos que plagaron la primera versión y luce bastante bien, para ser una figura tan criticada.

Entonces, ¿mi figura pertenece a esa "segunda producción inexistente" que se hizo para reparar los daños? ¿Por qué no tiene número como las primeras que salieron? ¿Por qué la mía no tiene piezas rotas, fracturadas o sin pintura cromada? ¿Cuántas figuras se fabricaron para la "segunda producción"? ¿Cuántas figuras KOLD Gold hay en total? ¿Será acaso mi pieza miembro de esa "segunda versión" prometida?

Tal vez los primeros dueños del KOLD Gold si tuvieron mucha mala suerte y recibieron figuras en estado lamentable. Como el dueño de KO Toys indicó, no era un problema generalizado de toda esa producción de supuestas 250 figuras. Lo que sí está muy raro son las diferencias tan notorias entre problemas que reportaron los compradores. Varios señalaron las piezas sueltas, otros las partes rotas y casi todos el cromado nada uniforme. Quienes recibieron una reposición vieron resueltos todos esos defectos. ¿Por qué tan dispar la calidad entre figuras de una misma producción?

¿Entienden ahora el desmadre histórico que implica la pieza que tengo en mis manos?

El KOLD Gold que tengo no es perfecto, pero también dista mucho de aquellas piezas reseñadas, plagadas de zonas sin cromado o con chips en la pintura. A pesar de que no me animé a transformarla, sí intenté rotar las supuestas partes delicadas. Nada roto, nada fragil. Sí hay partes que se sienten un poco sueltas y sí tiene pequeños detalles en la aplicación de la pintura cromada, pero nada que me haga arrepentirme de haberla adquirido.

Cuando KO Toys desapareció, el costo de muchas figuras producidas por ellos se disparó. El KOLD Gold alcanzó cifras estratosféricas, a pesar de su turbio pasado. Hablamos de 4 veces su costo original. Alguna vez vi que alguien intentó vender la figura en eBay en 400 dólares...

AJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!

(respira)

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!

Me costó sólo un poco más de su precio original. Gracias.

Toda la historia que gira alrededor del KOLD Gold es, en gran parte, el valor real de la figura. Sí, es un KO de un Lucky Draw muy popular por su rareza. Y no lo voy a negar, me gustó mucho. Lo suficiente como para convertirlo en figura de centena.

Esta figura también simboliza el fin de la era KO Toys. Nunca compré una sola figura ahí, aunque si llegué a adquirir figuras KO como los Seekers CHMS que ellos tanto promocionaron. Siempre me quedé con las ganas de ese Doubledealer Oversize que vendían o de un Great BaanGaan KO. Leí muchas veces que los dueños eran confiables y buena onda, pero nunca me animé a realizar un pedido de esa tienda. Claro, hay quienes dicen que KO Toys sólo cambió de nombre para evitar algún tipo de represalia legal y que todavía operan con la forma de otras tiendas parecidas. Como sea, fue una etapa en la historia de los robots transformables digna de cerrar con broche de oro KO.

Con el KOLD Multiverse Gold OP LE-01, completo mi trilogía de KO Lucky Draw, integrada también por el iGear Faith Leader PP01 Silver Limited Edition y el Optimus Prime Masterpiece Lucky Draw KO. Son tres representantes muy interesantes de los alucines KO que intentaron replicar la idea de figuras en extremo limitadas, cada una de ellas con diferentes resultados.

Insisto, tan sólo la historia detrás de cada una de ellas vale el precio de la figura.
¿Quieres saber más?

4 de diciembre de 2013

Cinco hallazgos o algo así...

Hace mucho tiempo (4 años), en una tienda de coleccionables estaba el Nightwatch Optimus Prime de la primera película. 800 pesos nuevo, su costo. Recordé haberlo visto en eBay, nuevo, en 30 dólares promedio. No lo compré, sobra decir. Lo hubiera hecho: después de esa ocasión, nunca lo volví a ver en menos de 1,200 pesos por aquí. Y en eBay, no bajó de 70. La paciencia del Buda™ a la inversa.

Hace un par de fines de semana, encontré al Heavy Battle Damage Nightwatch Optimus Prime Movie (#1,962) en el puesto de un tianguis, entre varios montones de juguetes usados. Medio transformado, medio golpeado por la vida. Lo tomé para verlo bien y revisar la seriedad del daño. A simple vista, no tenía una pipa de escape, un panel, las hombreras y el arma. Todo lo demás, en sorprendente excelente estado -¡las luces y sonidos electrónicos funcionan!-. Pregunté su precio y me pareció bueno, pero lo dudé, por los faltantes. Al preguntarle al vendedor si tenía la pipa rota o alguna otra de las partes faltantes por ahí, de inmediato, me redujo 100 pesos del costo inicial. "Ya llévatelo, anímate". Y pues lo hice. Creo que fue un buen trato. 200 pesitos.

Heavy Battle Damage Nightwatch Optimus Prime Movie es mi Prime #140 :D

Ya tenía rato que había visto a Optimus Prime RadioShack Movie (#1,963), pero fue hasta hace poco que me animé a adquirirlo. En caso de que alguien no tenga idea, le explico: la pistola es un control remoto infrarrojo para el Prime, el cual avanza o retrocede al presionar unos botones en la misma. Y sí, aunque es simple, Optimus se transforma.

Este fue más una sorpresa que un hallazgo, pues no esperaba encontrarlo por todos lados y a ese precio. Ultimate Optimus Prime VS Megatron Construct-Bots Set (#1,964 y #1,965). Cuando los primeros representantes de esta nueva línea aparecieron, no esperé ver pronto el set más grande. Y pues también pronosticaba un precio superior a los 1,000 pesos, si consideramos el costo de los Triplechangers ordinarios o el de los kits Kre-o. Y no fue así. Con descuentos y todo, salió sólo un poco más caro que un Construct-bot Triplechanger. Estas dos serán las figuras que me harán decidir si le entro o no al resto de la línea.

Y un sábado cualquiera, en un Sanborns cualquiera, una gran sorpresa: Sandstorm Voyager Thrilling 30 Generations (#1,966). Era el último Voyager que me faltaba para estar casi al corriente con lo que ha salido de esta línea. Y lo encontré aquí. He visto a Blitzwing y Springer en varios Sanborns. Es probable que el siguiente año veamos estas figuras a un mejor precio en los lugares habituales, como ha sucedido con figuras que tuvo Sanborns primero, como éstas. O tal vez no, como sucedió con este paquete triple.

Hace algunas semanas, vi un tomo de esas colecciones que te prometen una edición semanal hasta completar el set. No llamó mucho mi atención de entrada. Eso fue hasta que vi la cajita coleccionadora. Entonces, decidí entrarle. El tomo que vi al principio en realidad era el #2 de 10 que estarán disponibles en las siguientes semanas. Las figuras no transformables tienen buenos moldes, aunque la aplicación de pintura no es tan buena en todos los casos. Una colección curiosa, nada más. Obvio, al no transformarse, no los contabilizo dentro de la Colección.

Hasta el momento han salido 4 tomos. Si no los conocían y les interesan, muchos puestos de revistas todavía tienen las ediciones anteriores, incluyendo la de la caja. 80 pesos la pieza.

"I'm nightwatching YOU!"
¿Quieres saber más?

2 de diciembre de 2013

Más Bot Shots, pero no todos

Gracias a la entrada de la temporada navideña, más Bot Shots de la Serie 2 llegaron a las tiendas de nuestro país. Todavía faltan varios, muchos más de los que faltaban a estas alturas con la Serie 1. De nuevo, ni luces de los Launchers, además de los Waves individuales más recientes y los Packs de 5. Los fans tendremos que conformarnos con lo que ven aquí para saciar la sed por estos engendritos.

En la foto, el Wave 2 de individuales: Optimus Prime, Scourge, Brawl y Super Bot Cliffjumper (#1,949 a #1,952). El Prime, un homenaje al de Cybertron. Cool.

Tres de los últimos cuatro 3Packs disponibles de esta Serie. Optimus Prime, Cindersaur y Super Bot Jazz; Red Alert, Ultra Magnus y Super Bot Mirage; Twinstrike, Skystalker y Super Bot Bumblebee (#1,953 a #1,961). El Prime de aquí, una variante del Prime anterior. Debieron haberlo hecho Super Bot, opino.

El cuarto 3Pack ya lo he visto en algunas tiendas de por aquí, sólo que cuando compré todos estos, no lo encontré. Ya caerá. Y pues el resto, ya será cosa de pedirlos el próximo año. Sólo así.
¿Quieres saber más?

28 de noviembre de 2013

El capricho de los Rescue Bots

Los Rescue Bots son Transformers que pertenecen a la división Playskool Heroes. Tienen su serie animada y todo. Como está dirigida a niños pequeños, los Autobots no se enfrentan a los Decepticons. No Megatron. No Shockwave. No Starscream. Nada. Los buenos aquí apagan incendios, le ayudan a las viejecitas con sus bolsas del mandado y bajan gatos de los árboles. Y así se la viven todo el día. Bien padre todo.

Las primeras oleadas de esta línea comenzaron a verse por aquí el año pasado. Me las topé en numerosas ocaciones, pero no llamaron mucho mi atención. La razón principal de ello fue que la figura estelar de este grupo era un enorme camión de bomberos que se abría por la mitad para convertirse en una base para pequeñas figuras humanas. Y pues incluía un Optimus Prime en la forma de un camioncito que no se transformaba. O bueno, sí: colocabas en vertical al camión y en la parte baja del vehículo, ahí estaba oculto Prime. Cero transformación, pues.

El caso es que este año, llegó la nueva oleada de los Rescue Bots, llamada Energize. En ella, la figura estelar es la que ven en la imagen. Eso es un Prime, señores.

Con todo y remolque. Un buen Prime.

Con varios niveles de transformación. Un excelente Prime.

Básicamente, al ver la parte trasera de la caja del Optimus Prime Rescue Trailer (#1,943), me convencí de entrarle a la línea. Es un camión con remolque madrina para otros vehículos. El remolque almacena a los otros cuatro Autobots principales en modo vehículo, pero además, se convierte en un jetpack para Prime. Es un set simple, pero se ve divertido.

Soy un maldito adicto a los Primes con remolque, por si a alguien no le quedó claro.

Y también está el asunto de la foto del remolque con todos los Autobots guardados. Eso me llevó a esto...

Mi idea era sólo adquirir a los cuatro robots para recrear la formación que se ve en la imagen trasera de la caja. Y pues ya entrado en gastos, decidí coleccionarlos todos. El asunto es que no he podido encontrarlos y he tenido que mezclar a figuras de los primeros waves con otros de los más recientes. Al principio, las figuras transformables de los Rescue Bots venían así, solas, sin accesorios. Para el wave Energize, se relanzaron repaints de las figuras originales y se incluyó un arma en plástico traslúcido para simular la activación del poder de cada Autobot. Entonces, cada robot tiene una versión simple y una Energize.

De izquierda a derecha están Blades, Optimus Prime y Bumblebee (#1,944 a #1,946). Los tres pertenecen al wave Energize. En el extremo derecho está Heatwave y al frente, Boulder (#1,947 y #1,948), miembros de los primeros Waves. A Boulder lo compré afuera del Tiangeeks™, a una cuarta parte del precio que pagué por cada uno de los otros en jugueterías y tiendas departamentales.

No he podido encontrar a Chase, la patrulla, que sería el único que me faltaría para completar el capricho de la foto con todos en el remolque. Si lo ven, me avisan. No importa si es su versión Energize o la regular. Harían muy feliz a un niño. Gracias.
¿Quieres saber más?

26 de noviembre de 2013

Otro sábado de Tiangeeks™

En julio pasado, el señor Robo Cun me obsequió una figura con motivo del segundo aniversario de su blog. Por cuestiones de sincronía, no había podido encontrarme con el courier que tenía el paquete. Hace un par de semanas, por fin pude agendar un encuentro para recibir el mencionado regalo.

Y como el punto de encuentro fue el Tiangeeks™, aproveché para dar el rol y encontrar alguna curiosidad. Fueron varias. En la primera imagen, Silverbolt Fuzor Beast Wars (#1,935), sin misiles, desafortunadamente, pero a un buen precio. Le siguen Cheetor Mega y Blackarachnia (#1,936 y #1,937), ambos moldes de Beast Machines, sólo que en el claso de la señorita arácnida, se trata de la versión lanzada para la sublínea Universe. Los dos los conseguí en el mismo lugar, completos, en muy buen estado y excelente costo.

Una gran adquisición, si consideramos su rareza. "Es de los Transformers Beast Wars japoneses que nunca salieron aquí", me comentó el vendedor. Bien raro, pues yo lo conozco como Visser Three (#1,938), enemigo principal de los Animorphs. Uno de los dos debe estar confundido. Como sea, el Andalite está ya en la Colección para aumentar el segmento de estos oscuros personajes que legalmente pertenecieron a los Transformers.

En varios puestos encontré figuras Transformers Happy Meal. En el centro tenemos a Megatron Energon y a Starscream Armada (#1,939 y #1,940). Gracias a Megs, sólo me falta Unicron para completar esta sublínea. Starscream es mi primer villano de esa minicolección, restan 3. En los extremos está Demolishor e Inferno ((#1,941 y #1,942), ambos de la, a veces ignorada, promoción mexicana Energon. Con ellos, más el Megatron y el Optimus Prime que adquirí hace tiempo, tengo el set completo :D

Para terminar, el obsequio que propició estas adquisiciones: Getter Robo, un mini chogokin de la línea Super Robot Wars, hecho por Banpresto. En muchas entradas he mencionado como soy fan del videojuego Super Robot Wars Alpha para Dreamcast y PSX, así que no soy del todo desconocedor de este universo.

En la parte trasera del contenedor plástico están las tres figuras que formaron esta oleada: Gunbuster, Getter Robo y Go Shogun. Me imagino que existen tres oleadas anteriores con igual número de figuras.

Así se ve el interior. La figura tiene algunas partes de die cast y otras de un plástico muy rígido. Además de un pequeño instructivo, están sus accesorios.

Hasta el día de hoy, no tengo un Getter Robo transformable. Ya en varias ocasiones he visto uno que me llama la atención. Igual en un futuro me animo a adquirirlo. Esta figura no se transforma, pero ocupará un lugar honorario en las repisas, junto a otras figuras del universo Super Robot Wars. Muchas gracias a Robo Cun por el obsequio y a Sutasukurimu por ser el encargado de la mensajería asegurada.
¿Quieres saber más?