11 de junio de 2008

Transformer de la semana: Mirage Classic

“You can’t catch what you can’t see”

¡Buena semana tengan, oh mis fervientes admiradores! A pesar de las toneladas de trabajo y los múltiples compromisos sociales, aquí está la reseña de la semana. Como si fuera una especie de preferencia cósmica, el Transformer de esta semana también pertenece a la serie Classics, convirtiéndose en el tercero de esta línea que aparece en este increíble blog. Es rápido, sabe artes marciales y desaparece... Saluden a ¡Mirage!

Mirage siempre fue uno de los personajes más cool de los Autobots. Era temerario, inteligente, y simpático. Además, era el único G1 que podía volverse totalmente invisible. En varias ocasiones, esta habilidad salvó el día para los chicos buenos, y en otras, bueno... digamos que las cosas no salían muy bien. El caso es que era un buen sujeto, que además de ser un robot valiente, también dominaba el combate cuerpo a cuerpo. Y por si fuera poco, su modo alterno era el de un veloz auto de carreras Fórmula 1. Algo un poco ostentoso cuando la idea era pasar como vehículos inadvertidos, si me preguntan.

-Con el número 26, tenemos el auto de Sparkplug Witwicky!!! Este fue un chiste que solo un freak TF podría entender-

Para la línea Classics, Mirage mantuvo la misma idea para el modo vehículo. Pero, a diferencia de su contraparte G1, el chasis del vehículo es mucho más realista, con muchos detalles que le agregan puntos. Para empezar, el auto ya no parece un go-kart. Ok, de acuerdo, tampoco es muy semejante a un F1 si nos ponemos sangrones con el diseño, pero este detalle pasará ante los ojos de cualquiera que no sea muy fan de estas carreras. El segundo detalle es la cabina, que al igual que en el ejemplo anterior, en esta ocasión aporta más realismo al asunto. Bueno, está el detalle de la cabeza del robot que es bastante visible si te fijas con detenimiento.

Pero fuera de esto, el modo vehículo hace un excelente trabajo al ocultar las partes del robot. En verdad, a simple vista no hay otro detalle del auto que evidencie que se trata de un TF. El alerón, la punta, los ejes, e incluso los escapes son pequeños, pero valiosos detalles que se suman para dar como resultado un camuflaje terrestre excelso. La pintura y los engomados son una mezcla de lo visto en el G1 con algunos detalles vanguardistas, como el nombre del piloto, el número del auto o el tipo de combustible que utiliza. Un detalle curioso es que el vehículo no presenta, por ningún lado, la insignia Autobot. Claro, está la estampa térmica, pero no cuenta, ya que la mayor parte del tiempo es sólo un cuadro negro.

-Se pueden ver los escapes en la parte posterior. Muy bien. Las ruedas no son de goma y no se vuelve invisible. Bueno, esto último era mucho pedir-


Al ser una figura Deluxe, la transformación es bastante simple. El único punto de cuidado son los brazos, que tienen que realizar un giro medio preciso hacia afuera del cuerpo para permitir el resto del proceso. De ahí en fuera, todo es muy sencillo. La punta del auto se retira para convertirse en el arma -sin mucho chiste- mientras las piernas salen de la parte trasera del vehículo. Al terminar, tendrás una figura prácticamente idéntica al personaje de la serie animada, con una cabeza llena de detalle y un cuerpo delgado con extremidades bien definidas. No podrás dejar de notar como las ruedas y el eje delantero se convierten en una especie de “joroba” en el modo robot. No se ve mal, simplemente no es usual. Si me preguntan, yo habría agregado una parte móvil en el eje para girarla hacia atrás y resolver el asunto. Pero como me imagino que ocurrió con la vez anterior... nadie me preguntó.


-Los afiches con autos y modelos son muy de los 80’s. Aquí economizaron y el modelo también es el auto-

Mirage hace honor a su personaje y es una excelente figura a la hora de las posturas heróicas. Gracias a sus cooperativas articulaciones, casi cualquier pose que se te ocurra será una posibilidad. Las piernas son lo suficientemente versátiles y firmes como para sostener al robot, incluso en una sola pierna. Aunque las manos son muy sencillas, la articulación de la muñeca es suficiente para permitir golpes de Karate, Tae Kwon Do y Jeet Kune Do. Tal vez la única queja es la forma de los pies de pato que saltan mucho a la vista, pero es esa misma forma la que le brinda estabilidad al cuerpo. Un sacrificio estético por una ganancia anatómica.

-Les presento a: ¡el Sr. Miragi!-



Mirage es una excelente figura y una de las mejores para ejemplificar que una figura sencilla, no tiene porqué ser sosa. El modo vehículo es excelente, con muchos detalles que hacen del auto una pieza muy llamativa que oculta a la perfección al robot -aunque los neumáticos de plástico rígido tengan ese irritante brillo irreal-. Asimismo, una vez transformado, el robot hace un uso inteligente de las piezas del vehículo para formar sus extremidades, manteniendo el look del personaje en el que está basado. Tal vez el arma pudo ser un poco más creativa y los pies un poco más...robóticos, pero al final, es una muestra del increíble ingenio y creatividad detrás de la línea Classics. Mirage es un ganador.



Costo actual MIB: entre 15 y 20 dólares (a mi me costó 20)

Modo auto: 9.0
Modo robot: 9.0

Overall: 9.0

1 comentario:

mnka dijo...

Muy fotogénico en el modo fórmula 1 pero no mucho en el modo robot... Puntos extras por el equilibrio y gracia al sostenerse en una sola pierna, también hay que destacar su esbelta figura.
Saludos,